Economía dice que el asegurado está cubierto ante una quiebra.
Los asegurados que pudieran verse afectados por la hipotética quiebra de una compañía de seguros española podrían llegar a recuperar hasta el 100% de su deuda con la entidad, aunque el director general de Seguros y Pensiones, Ricardo Lozano, afirmó ayer que no existe ningún peligro de quiebra en el sector.

Pidió “serenidad” a la hora de observar la actividad aseguradora en España, donde no hay “problemas de continuidad de negocio ni de solvencia”.

 

Lozano explicó que el Consorcio de Compensación de Seguros, encargado de realizar la liquidación de las aseguradoras insolventes, introduce mejoras en los balances de estas entidades con criterios “optimistas”, con lo que se alcanza en cada caso un porcentaje determinado para atender los compromisos adquiridos con los asegurados. El Consorcio de Compensación de Seguros cuenta con 1.400 millones  para hacer frente a situaciones de liquidación de entidades. Esta cifra se considera más que suficiente por la Administración, que ha puesto en marcha una reforma normativa para rebajar los recargos que pagan los asegurados en las pólizas y que las entidades remiten al Consorcio para que éste responda ante las liquidaciones.

 

Lozano, que participó ayer en un desayuno sobre la posición del seguro en la crisis actual, organizado en la escuela de negocios Esade, recordó que la exposición de las aseguradoras a bancos quebrados como Lehman Brothers es mínima (281 millones de euros), aunque apuntó que una parte de esa cantidad corresponde a los clientes, especialmente a titulares de "unit linked" , seguros de vida que invierten en fondos y en los que el asegurado, generalmente asume el riesgo de la inversión.

 

La dirección general de Seguros analiza ahora la información remitida por las entidades a este departamento para tratar de cuantificar qué parte del total colocado por el sector en activos ligados a Lehman repercurtirá directamente en los clientes y cual será asumida por las compañías. La exposición que pueda haber en planes de pensiones recaerá casi totalmente en los partícipes, ya que en estos productos es éste el que recoge directamente la rentabilidad o las pérdidas de su inversión.

 

Lozano no espera cambios en el sector derivados de la crisis, ya que no prevé un incremento de operaciones de concentración o de reclamaciones contra entidades y quiso despejar todas las dudas sobre el mercado al tiempo que insistió en que “está dotado de la fortaleza necesaria para hacer frente a las dificultades económicas”, y se verá “menos afectado” que la banca por la crisis financiera. Añadió que el patrimonio de las aseguradoras es "suficiente" para atender los riesgos asumidos y puso de relieve que las aseguradoras atraviesan una situación distinta a la de la banca, porque no tienen tantas necesidades de liquidez, por lo que se verán menos afectadas por la crisis.

(Expansión, 03-10-2008)

 

03/10/2008 Expansión     

  [ <<< Volver ]